¡Juega GRATIS online a Budokan: The martial spirit!

Descubre Amazon Prime video ahora

4.9/5 - (52 votos)

🕹 Acceso rápido:


¿Te has quedado con las ganas de más juegos?

¡Adquiere la nueva Pandora box!



Nota: Budokan: The martial spirit está optimizado para ser jugado desde el ordenador.


El salón recreativo ha sido posible gracias a las aportaciones de:
Kain, Gis, Furni, Dino, Drojo, Cota, Chewie, Dstrosum y Delgado...


¡No te pierdas las frikadas más increíbles en videojuegos!.

RECORDATORIO DE LOS BOTONES:

SHIFT o mayúsculas derecha o izquierda: Insertar moneda

ENTER: Start

Cursores: Mover al personaje

Z, X, A, S: botones

Si tienes un Gamepad conectado al ordenador también funciona!.

Si no dispones de un gamepad para jugar, puedes conseguir uno por un buen precio. Nosotros hemos probado el siguiente y va de mil maravillas, conectar por USB y listo! Se configura solo:



Cómo jugar con dos o más jugadores a la vez

Los controles del jugador 1 siempre vienen configurados por defecto pero si queremos jugar con otra persona, tendrás que configurar los controles del jugador 2 (si es que con el juego que vas a jugar se permite la opción de multijugador).

Para ello con el juego cargado, usa el ratón y ve al icono del gamepad en la parte inferior izquierda:

Haz clic en el icono del Gamepad

Una vez dentro del configurador, nos vamos a Player 2 y ahí configuramos sus controles y botones:

Configura los controles del Player 2, 3 o 4...


Seleccionar el nivel de dificultad

Si nos es difícil pasarnos Budokan: The martial spirit, por defecto el nivel de dificultad está en modo normal; si quieremos bajar un poco el listón, podemos ir a la opción settings⇾difficulty y ponerlo en modo fácil, easy:

Selecciona el nivel de dificultad

 

Lo bueno

Budokan, el predecesor de Bushido Blade, fue el primer juego que intentó dar un enfoque realista a las patadas en el culo de las artes marciales, sin shoryuken ni movimientos sobrehumanos, pero con movimientos modelados de forma realista y una sensación de realismo. Los saltos y la falta de movimiento te convertirían en un gaijin cansado y débil. Si te tomas tu tiempo y sopesas cuidadosamente tus ataques y defensas, puedes tomar por asalto a cualquier oponente. ¿Difícil? Pero mucho más divertido que un juego arcade normal.

Los gráficos, en particular, eran excelentes para la época, y aunque no eran llamativos, hacían un buen trabajo para capturar la tranquila belleza de las artes marciales, y eran realmente agradables, con hermosos fondos y grandes animaciones.

Las opciones de juego también eran muy interesantes, con todo el juego ambientado en tu propio dojo, con una parte de «torneo» en la que entrenas y perfeccionas todos los movimientos que puedes aprender con cada una de las armas y técnicas disponibles (solo o contra el ordenador), y una parte de «torneo» en la que está en juego el gran título del Budokan (sí, Hermana y Libertad para no salvar el mundo… (¡puedes creerlo!) ), cada uno de los cuales te enfrentaba a diferentes oponentes con gráficos únicos. La característica principal del juego, el combate uno contra uno, requiere una toma de decisiones estratégica y habilidades de lucha, ya que el número de movimientos y tipos de técnicas que puedes utilizar son limitados.

También había un sencillo y útil modo para dos jugadores que proporcionaba una diversión multijugador limitada pero agradable.

Lo malo

Por ejemplo, cuando lucha en una postura de kendo, el jugador es tan fuerte como un semidiós, pero cuando lucha en una simple postura de karate, el jugador es bastante débil. Eso es realista, pero como se trata de un juego de lucha con una mezcla de técnicas (si hay un solo torneo en el mundo en el que se pueda disputar un combate de este tipo, avísame) ), me gustaría ver al menos un poco de equilibrio.

Además, luchar contra ninjas que lanzan shuriken y samuráis que blanden espadas en un torneo, ¡desvirtúa por completo el propósito de una simulación de combate «seria»! (Risas). Luchar contra ninjas que lanzan shuriken y samuráis que blanden espadas en un torneo desvirtúa por completo el propósito de una simulación «seria» de artes marciales. Entiendo que es genial lanzar libremente «cosas japonesas», pero hay un límite.

Conclusión

No se trata de un juego de lucha corriente: el Budokan recuerda a un dojo del lejano Japón, donde se practica el bo-jutsu en paz y tranquilidad. Eso es lo que es un budokan. Es una versión más tranquila, más reflexiva y más realista de Kick-Ass. Diferente, innovador y genial. Muy bien.

🤡 Acerca de Mundofriki.es

Aviso legal 🆗 Política de privacidad

© Mundo friki 2024 | Todos los derechos reservados.